Category Archives: Multilenguaje

Muchos países, varias conlangs

Hace unos días, comencé la tarea de traducir los nombres de los países del mundo a cuatro de mis conlangs. La tarea fue bastante larga… ¡vaya que hay países! Y encima, como si eso no me contentara. también incluí los nombres de los continentes y de algunos países en disputa. Toda una guía de topónimos para los periodistas de mis conlangs 😉

Elegí cuatro conlangs que emplean métodos diferentes para adaptar los nombres. Por un lado, el Efenol que, al estar basado en el español, toma palabras españolas. Sin embargo, muchas se modifican hasta el punto de ser difícilmente reconocible. Realmente, le deseo suerte a quien tratase de adivinar que países son Ëdyr y Theim. El Inlush hace otro tanto con el inglés… Othailie no se parece a primera vista a “Australia”. El tercer conlang que elegí es el Romanice. La mayoría de los nombres de esta lengua (claramente basada en las lenguas romances) no son muy distintos a los de otros idiomas europeos (Corea del Norte es sorprendentemente español mientras que Istati Uniti ciertamente evoca al nombre italiano de los EEUU). Finalmente, está el Tengoko (la única conlang a priori que incluí aquí) que, en casi todos los casos, basa los topónimos en el nombre en los idiomas locales. Así China termina siendo Zyonggwo. Aunque también hay algunas excepciones formadas por palabras nativas como Nuyem-Ryan’gek (Reino de la Unión) para el Reino Unido.

(La lista está después del salto)

Read the rest of this entry

Advertisements

¡Buen 2012!

¡Feliz año nuevo!

Hace un tiempo (bueno, a decir verdad, el año pasado) escribí un post sobre los números en mis conlangs. Resulta que desde entonces, a pesar de ser apenas de Julio, he creado varios otros conlangs (¡es difícil creer que hace apenas unos meses el Lindavor era mi última conlang!) y creo que vale la pena actualizar la lista. Además, esa vez usé como ejemplo un número relativamente bajo, el 15. Hoy, usaré uno mayor… ¡ninguno más apropiado que el 2012!

Nota: Indicaré entre paréntesis la base de las lenguas que no usen números decimales.

AIEDAIN
Eiduul sul (Aiedain moderno), Eituul suli (Aiedain antiguo)
/ei̯ˈduːl sul/, /ei̯tuːl ˈsuli/
Análisis: Eidh (2) × tul (1000) + sul (12)

ALISNE (12)
Yan-ey ayebi
/janˈnej aˈjebi/
Análisis: Yan (13) × ey (144) + aye (132) + bi (8)

BARTXE (base mixta 6, 12 y 10)
Tsusuq suraŋ
/t͡suˈsuq suˈɾaŋ/
Análisis: Su (2) × tsuq (1000) + su (2) × ra (6)

CALACALÁ
Nacavimaca
/nətʃəviˈmät͡ʃə/
Análisis: N (marcador de números), C (2) × V (1000) + M (10) + C (2) Read the rest of this entry

Navidad


Diciembre, verde, rojo, arbolitos, nieve (si eres del hemisferio norte, sino calor como el que siento yo aquí en el sur 😉 ), estrellas, regalos, fuegos artificiales y un alegre caos de gente bienhumorada. Sí, llega Navidad 🙂

Los conlangers, lejos de aislarnos en una montaña y refunfuñar como el Grinch, también vivimos esta época. Es entonces cuando surge una cuestión: ¿cómo se dice Navidad en nuestra conlang?

Ahí las cosas se complican. Para empezar ¿los hipotéticos hablantes de la lengua festejarían Navidad? En caso contrario, sería válido considerar una celebración cercana, como un festejo por el solsticio de invierno o el de verano (en los hemisferios norte y sur respectivamente). En caso de festejarla ¿qué significado le dan, el de fiesta secular o el de fiesta religiosa? ¿Tomarían una palabra prestada de otro idioma o crearían una propia? Las opciones son ilimitadas. Al tener bastantes idiomas, pude explorar varias de ellas 🙂

Read the rest of this entry

¡Izad las banderas!

“Izad”… ¡qué palabra rara! No parece muy española.

Una de las maneras más típicas de identificar un idioma mediante una imagen es con una bandera. Así la bandera de Francia nos hace pensar en el francés, la japonesa simboliza la lengua nipona y un tricolor verde, blanco y rojo identifica al italiano. Claro, esto es un poco más complicado cuando hablamos de idiomas no identificados con un país particular. La bandera de España se asociaría al idioma predominante de ese país: el castellano,  por lo que no podría usarse para otras lenguas de España como el catalán o el vasco. En esos dos casos, lo típico sería usar banderas regionales: la bandera catalana y la Ikurriña vasca.

Los conlangers muchas veces también crean banderas para sus idiomas. Esto es particularmente cierto para las auxlangs, la bandera de la verda stelo (estrella verde) es hasta el día de hoy uno de los más importantes símbolos del Esperanto. Pero también han hecho banderas muchos que construyen lenguas solo por diversión, de forma artística. Yo, si bien no me intereso demasiado por la con-cultura que podría estar asociada a mis lenguas, decidí seguir el ejemplo de estos y crear algunas banderas que identifiquen mis conlangs… y con “algunas” me refiero a unas 48. ^^

Aquí les dejo las banderas (son tres imágenes debido a lo alto del número):

Read the rest of this entry

Conscripts – alfabetos construidos

Sin duda alguna, la existencia de diferentes sistemas de escritura es uno de los aspectos más interesantes de la diversidad lingüística. ¿Qué personas (interesada en las lenguas) no se ha quedado mirando algún texto extranjero con sus extraños e indecifrables letras?

Por esto mismo, no debería sorprender a nadie que la mayoría de los conlangers (o al menos aquellos que construyen sus lenguas por motivos meramente artísticos) terminan inventando uno o más alfabetos o demás sistemas de escritura, generalmente llamados conscripts (de constructed script, alfabeto construido). ¡Pero los conscripts no son exclusivos de los conlangers! Algunos que jamás se interesaron en construir idiomas los crearon con otros propósitos, como escribir lenguas ‘del mundo real’ de una forma secreta (como un código) o para remplazar ortografías que no se adaptaban bien a sus lenguas maternas. De hecho, muchos alfabetos muy usados hoy en día fueron creados por una sola persona, como el Armenio (que, en mi opinión, está entre las lenguas escritas más bellas), el Cirílico (a pesar de que ha cambiado bastante desde los tiempos en que San Cirilo lo creó), el Cheroqui o el Hangul coreano.

Volviendo a las lenguas construídas,veo realmente muchos beneficios en proveerlas de sistemas de escritura nativos. El primero está en la estética, ya que, con suficiente habilidad (definitivamente más de la que yo tengo), es posible lograr increíbles resultados. El Tengwar de Tolkien es un buen ejemplo de un sistema de escritura creado con este objetivo en mente.

Por otro lado, hay veces en la que un conlanger no puede encontrar una forma aceptable de escribir su idioma con alfabetos existentes como el latino. Supongamos que una conlang tiene un número muy grande de fonemas (cercano a los 80). En ese caso, para escribirlo con el alfabeto latino sería necesario usar muchos diacríticos (produciendo ‘monstruitos’ como ṕåḗẍ), letras adicionales (ŋæðøþ) o muchas combinaciones de letras como digrafos y trigrafos (thl’auikx). Si al conlanger no le agradan estas ‘soluciones’, crear su propio alfabeto (con tantas letras como él/ella quiera) podría ser una buena idea.

Es que diseñar un alfabeto para un lenguaje en particular tiene la ventaja de permitirle a uno adaptarlo a la lengua tanto como sea posible, haciéndolo “a la medida“.

Además, aumentan el realismo de una lengua. Si la conlang se hablara en un mundo ficticio lleno de duendes y elfos (como las de Tolkien), tendría poco sentido que se usara de forma nativa un alfabeto de la Tierra.

Pero la realidad es que no todo es color de rosa. Por un lado, se necesita talento lleva dedicación ¡especialmente si te planteas a hacer un alfabeto que se vea bien! Y, al menos que tengas suficiente tiempo y habilidad para hacer una buena fuente para computadoras, te será casi imposible utilizarlas en tu PC. A pesar de haber hecho bastantes conscripts (que van desde lo ‘bastante bueno’ a lo ‘artísticamente desastroso’), aún escribo la mayoría de mis conlangs con el alfabeto latino, ya que me resulta mucho más conveniente, más rápido y más sencillo. Pero, a pesar de ello, estoy lo suficientemente orgulloso de mis conscripts como para mencionarlas una por una en este post:

Read the rest of this entry

Una muestra de números: 15

El número 15 en varias de mis conlangs (lo cual puede dar una idea del sistema numérico de cada una). Primero, el número en varios sistemas de escritura:

Read the rest of this entry

Una estrella brilla… en la hora del encuentro entre idiomas

Elen síla lumenn’ omentielvo, una estrella brilla en la hora de nuestro encuentro.

Hace un tiempo estaba buscando una frase para traducir a mis conlangs, a todas ellas. Tenía que ser una frase relativamente corta y sencilla (puesto que tendría que traducirla a más de 30 idiomas), pero además quería que tuviera alguna relación con el mundo de las lenguas construidas. Busqué frases de Zamenhof, buceé en la letra del himno La Espero (por el Esperanto, una de las conlangs más conocidas e influyentes), leí eslóganes de la Language Creation Society, pero no encontraba esa frase que estaba buscando. Y busqué también en frases del Shakespeare del conlanging, J.R.R. Tolkien y me decidí por una frase en uno de sus libros: el saludo de Frodo en Quenya, la lengua élfica de Tolkien y la conlang en la que más trabajó.

Luego de decidirme por la frase, comencé a traducirla a todas las conlangs lo suficientemente desarrolladas y este fue el resultado. Primero las traducciones a algunas conlangs en alfabetos no latinos:

Read the rest of this entry