Entendiendo a los Tribands

Cuando sos malo dibujando y no tienes habilidad para el modelado 3D, una captura de pantalla del Spore se vuelve una opción. Por cierto, la idea era que estas criaturitas fueran algo feas, pero no tanto...

Antes de explicar como es la lengua de los Triband, las criaturillas inteligentes extraterrestres que empecé a describir en el post anterior, me parece muy necesario explicar detalladamente cómo son y de qué maneras perciben el mundo (que es bastante diferente a la nuestra).

En primer lugar, valdría la pena explicar un poco más la anatomía de estos extraños seres:

Los tribands son criaturas invertebradas (su “esqueleto” es más similar a una caja toráxica compuesta por “huesos” considerablemente más flexibles y livianos que los nuestros. Son capaces de caminar sobre sus patas (o pies) y de nadar (impulsándose con sus patas, alas y cola), pero pasan la mayoría de su tiempo volando, algo que hacen elegantemente y sin esfuerzo (ayudados un poco por el hecho de que en Nicoté, su planeta, la atmósfera es algo más densa que la terrestre y la gravedad en la superficie es ligeramente menor… detalles típicos de la ciencia ficción que no pude evitar poner). La cola les sirve para controlar la dirección de su vuelo. Es común que echen una carrerilla antes de volar (de forma similar a los pájaros de nuestro mundo).

Si bien son hábiles enganchando cosas con los espolones de sus alas, la gran mayoría de las tareas las realizan con los 4 tentáculos que rodean su boca, llamados (por los humanos, claro) estomópodos (que significa algo así como ‘pies de boca‘ en griego, sin relación alguna a la clase de crustáceos del mismo nombre) los cuales manejan con destreza absoluta.Estos originalmente (y en especies relacionadas) solo servían para acercarse la comida a la boca, pero hoy en día los utilizan, entre otras cosas, para manejar herramientas incluyendo la tecnología moderna.

A diferencia de nosotros, no tienen una cabeza diferenciada del resto del cuerpo y en realidad no tienen un cerebro como el nuestro sino toda una red neuronal aunque de una complejidad que rivaliza con los cerebros centralizados como los nuestros.

Sentidos:

Así como sus cuerpos difiere grandemente de los nuestros, también es muy diferente la forma en la que perciben el mundo. Sin embargo, dos de sus sentidos se corresponden casi perfectamente con los nuestros: el tacto y el gusto/olfato (no tan bien diferenciado en los tribands). Al igual que en los humanos, el tacto está distribuido en toda la piel, siendo especialmente sensibles sus bandas (tres franjas de vello más claro que sobresalen en su pecho) y los estomópodos (por lo que no es raro que palpen los objetos con estos tentáculos para examinarlos). El gusto y el olfato lo perciben por la boca (por la cual también respiran).

Los otros, son mucho más inusuales (para nosotros al menos, ya que existen en otros animales terrestres). En el área que rodea la boca, por ejemplo, tienen órganos sensibles a la radiación infrarroja, proveyéndoles de una visión térmica como la de algunas serpientes, aunque bastante limitada (atrofiada comparando con otras criaturas de Nicoté).

Las tres bandas de las que proviene el nombre de estas criaturas, además de ser muy sensibles al tacto, emiten y detectan ultrasonidos, lo que les permite utilizar la ecolocalización al igual que los murciélagos y los delfines, la cual constituye su principal medio de percibir el mundo, el análogo a la vista. Dado que las bandas se encuentran en el pecho, serían incapaces de ver lo que está encima de ellos de no ser porque sus ocelos son también capaces de usarlo, aunque en una medida mucho menor.

La principal misión de los ocelos (término que en la Tierra se utiliza para los “falsos ojos” en las alas de las mariposas y para algunas manchas negras en peces) es, sin embargo, la comunicación, ya que son los órganos capaces de emitir y recibir las señales de radio que los Triband, como muchas otras especies de Nicoté, utilizan para comunicarse. Cada especie utiliza entre un número de frecuencias  específicas (generalmente entre 2 y 4, pero hay algunas que usan 1 o ninguna, mientras otras llegan a las 8), aunque hay casos en las que se superponen un poco. Los Triband usan 3 frecuencias que los humanos identificaron con las tres frecuencias de luz que el ojo humano es capaz de captar (relacionaron la radiofrecuencia más baja con el rojo, la media con el verde y la más alta con el azul), aunque los Tribands sean tan ciegos a nuestros colores como nosotros a sus señales de radio.

Cultura

Los tribands son seres sociales, muchos viven en ciudades y pueblos, aunque los campestres tampoco se encuentran aislados. Para los intercambios de bienes y sevicios usan un sistema monetario no muy distinto del nuestro. Los tribands son omnívoros, cultivan vegetales y crían ganado (compuestos de otras especies nativas terrestres y acuáticas, por lo que se podría decir que también practican la piscicultura); la caza de animales salvajes está mal vista por muchos. Cuecen la mayoría de sus alimentos.

Prefieren las zonas cálidas y la mayoría no lleva ninguna vestimenta salvo algún ornamento (como, por ejemplo, “collares” alrededor de las alas. Los tribands de algunas zonas usan lo que podría considerarse calzado. Las colonias en latitudes altas (los territorios más fríos) suelen usar abrigos, entre los que se distinguen unos que les permiten moverse con facilidad, y otros que les cubre totalmente, que lo usan solo al permanecer en sus hogares. Estos últimos están poco a poco desapareciendo con la popularización de sistemas de calefacción.

Existen industrias y una cultura científica; conocen la electricidad, medios de transporte autónomos (incluyendo terrestres, marítimos y aéreos) y materiales sintéticos, aunque no desarrollaron tecnología espacial. Antiguamente escribían con una especie de arcilla que presionaban con sus estomópodos, luego se endurecía naturalmente y las presiones se podían leer palpándolas. Actualmente, se reemplazó dicho material con compuestos sintéticos.

Si bien hay diferencias culturales entre los tribands de una y otra región, existe un buen relacionamiento entre las distintas sociedades. Prácticamente la totalidad de los tribands es capaz de comunicarse en una lengua franca que los humanos simplemente conocen como lengua Triband (que, por supuesto, no se basa en sonidos sino que en señales de radio emitidas y recibidas por los ocelos), aunque todos tienen una lengua propia, que es prácticamente exclusiva a cada clan, familia o pueblo. No es extraño que si dos tribands quieren discutir un asunto en secreto, lo hablen en un idioma que otros tribands cercanos no pueden comprender. Esto no es considerado de mala educación. Existe cierto taboo en relación a enseñar a un extraño la lengua propia, por lo que los humanos apenas han podido obtener datos de ellas. Una de las pocas cosas que se saben es que muchas emplean combinaciones de señales (análogas a nuestros fonemas) inexistentes en la lengua común.

En el próximo post hablaré de esta lengua común que es, por supuesto, mi conlang. ¡Nos vemos!

Advertisements

Posted on 2011/09/17, in Español, Triband. Bookmark the permalink. Leave a comment.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: